Seguramente has escuchado a mucha gente hablar sobre la importancia de tomar Vitamina D para nuestro organismo, o has visto en redes sociales como apenas sale el sol, incluso en los días de invierno, todos corren al jardín, balcón o terraza para buscar ese rayito de sol.

La verdad es que tienen razón! y todos deberíamos imitar esa iniciativa.

La Vitamina D es muy necesaria para la absorción de calcio y fósforo, la prevención del raquitismo y la osteomalacia, y para tener un sistema inmune adecuado. Esta vitamina no se obtiene del sol, sino de  alimentos como pescados grasos (salmón o sardinas), productos lácteos o cereales. Lo que hace la luz del sol es activarla una vez que ya esté en nuestro organismo. Por esta razón, para metabolizarla de forma adecuada se requiere no más de 10 minutos de sol sobre nuestra piel.

Es muy importante que todos nos preocupemos de tener una dosis adecuada de Vitamina D y de complementarla con una dieta que aporte la materia prima necesaria para generarla. Recuerda que todos la necesitamos, desde un niño hasta un anciano. Así que ya sabes, cuando notes que el sol ha salido, corre a buscar su luz!

Referencias:
-Diario Concepción (Tatiana Riveros, Dermatóloga Clínica Alemana)

Comentarios